954 32 00 69 - 601 00 00 23 info@hidrovitalsalud.es
Seleccionar página

Hoy entra el verano, una época del año donde cambiamos algunos hábitos de nuestra vida diaria. Nos gusta salir más, aprovechando el buen tiempo y las horas de luz. Como consecuencia, también nos animamos más a la hora de hacer deporte en estos meses del año.

El deporte es esencial para mantener una buena salud. Pero hay que tener cuidado cuando practicamos ejercicio ahora que llegan las altas temperaturas. Hacer ejercicio en verano puede llegar a ser un riesgo para nuestra salud si no tomamos ciertas precauciones. Te explicamos la manera de practicar deporte en verano sin poner en riesgo tu salud.

EVITA LAS HORAS DE MÁS CALOR

Intenta entrenar a las primeras horas de la mañana o a últimas de la tarde, sobre todo si el ejercicio es al aire libre es importante seguir esta indicación. Pues entrenar al aire libre en las horas centrales del día hará que la temperatura corporal suba notablemente.

NO DESCUIDES LA HIDRATACIÓN

La hidratación es siempre fundamental cuando practicamos ejercicio. En verano es aún más importante hacer hincapié en no descuidar la hidratación. Lo ideal es no esperar a que aparezca la sed.

Entrenar en verano nos hace sudar más de lo habitual, y con el sudor perdemos agua y electrolitos. Es muy importante reponer esta pérdida, por lo que el agua no será suficiente para evitar la deshidratación. Lleva siempre contigo una bebida isotónica, que te ayudará a reponer los minerales perdidos con el ejercicio, además de reducir el riesgo de lesión. Es importante beber antes, durante y después del ejercicio.

PROTÉGETE DEL SOL

Igual que cuando vamos a la playa o a la piscina, es importante estar protegidos de los rayos solares. Usa la protección solar adecuada para tu piel. Recuerda protegerte el cuello, la nuca, las orejas y las manos; y completa tu protección con una gorra y unas buenas gafas de sol.

USA LA ROPA ADECUADA

Usar ropas de tejidos ligeros y transpirables nos hará entrenar con más comodidad y nos ayudará a evacuar hacia el exterior el sudor que generemos. Bajo ningún concepto uses trucos para sudar más pensando en adelgazar, usar fajas o abrigos solo para sudar más lo único que hará será favorecer la deshidratación. Ten en cuenta que sudar no nos hace adelgazar.

CUIDA TU ALIMENTACIÓN

Evita comidas abundantes y los alimentos pesados. Es importante salir a entrenar estando bien alimentados, optando por alimentos fácilmente digeribles y tomándolos unos 90 minutos antes de realizar el ejercicio.

ATIENDE A TU CUERPO

Cuando entrenamos con calor, el cuerpo se resiente y le es más difícil autorregularse. Pero el cuerpo nos manda señales de que algo no va bien. Atiende a estas señales y para el entrenamiento si notas alguno de estos síntomas:

  • Pérdida de eficiencia
  • Mareos y pérdida del equilibrio
  • Calambres
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de fuerza
  • Agotamiento
  • Sensación de sed

Estos son unos consejos básicos a tener en cuenta al practicar deporte en verano. Pero no te arriesgues, al menor síntoma de golpe de calor, para y busca un lugar adecuado para refrescarte. El deporte es saludo, pero prevenir los riesgos es parte fundamental de una vida saludable.

Comparte este artículo
Abrir chat