954 32 00 69 - 601 00 00 23 info@hidrovitalsalud.es
Seleccionar página

Una de las principales causas de dolor que sufrimos casi todas las personas vienen provocadas por las contracturas musculares. Se trata de un estado de rigidez o contracción que sufre el músculo, generalmente provocado por malas posturas, gestos bruscos o cargar mucho peso de manera inadecuada. Las contracturas pueden tardar mucho en recuperarse y nos afectan a nuestra calidad de vida.

Para evitar las contracturas lo mejor es no estar mucho tiempo en la misma postura, hacer pequeños estiramientos y masajes cada cierto tiempo y calentar antes de hacer algún tipo de ejercicio.

Pero ¿qué pasa si no has podido evitarlas?. Aquí te damos unos consejos naturales para tratar las contracturas musculares.

contracturas musculares

CATAPLASMA DE ARCILLA ROJA

Mezcla polvo de arcilla roja con agua hasta conseguir una pasta espesa y sin grumos. Aplícala en la zona contracturada durante 30 o 60 minutos. Aplícalo 1 o 2 veces al día de 2 a 5 días.

MAGNESIO

El magnesio relaja la actividad del tejido muscular. Tómalo repartido en 1 o 2 tomas al día pero no durante mucho tiempo.

HARPAGOFITO

Esta planta tiene virtudes analgésicas, suaviza el dolor y es antiinflamatoria. Es un remedio ideal para recuperar el músculo, tomando entre 400 y 800 mg. de extracto seco una o dos veces al día.

VALERIANA

Esta planta relajante y antiespasmódica nos viene muy bien para la musculatura, no sólo para tratar el estrés. Toma entre 300 y 900 mg. de extracto seco entre 1 y 3 veces al día.

BAÑO DE SALES

Un baño de sales resulta muy relajante y reduce las molestias musculares. Prepara 250 gr. de sales de epsom con 5 gotas de aceite esencial de mejorana, 5 gotas de esencia de romero y 5 gotas de lavanda. Vierte el preparado en el agua caliente y disfruta de un estupendo y relajante baño.

BAÑO DE SAL GORDA

Es un clásico remedio para relajar la musculatura. Date un baño de agua caliente durante al menos 10 minutos con sal gorda y algún aceite esencial para darle un toque aromático. Puedes sustituir la sal y los aceites por un par de vasos de vinagre para darte un baño que también te ayudará con las contracturas musculares.

RECURRE A OTRAS TERAPIAS

Estos remedios naturales puedes tomarlos como complemente a otras terapias a las que puedes recurrir sin acudir a la medicación para reducir los dolores de las contracturas musculares. Nosotros te proponemos probar la terapia del masaje láser. Se trata de un dispositivo que alivia nuestra musculatura al combinar el masaje, prensado, amasado y vibración con luz láser.

Recuerda que si quieres probar esta novedosa terapia, desde Hidrovital Salud, te ofrecemos la posibilidad de disfrutar de una sesión en tu domicilio completamente gratuita y sin ningún compromiso. Contacta con nosotros si quieres probar este magnífico tratamiento para reducir tus dolores musculares.

Comparte este artículo
Abrir chat